Amada Granado
Publicaciones

>El río que pasa por Caracas
Por Federico Vegas
Abril, 2019.

“Esta fotografía de Amada Granado sacudió como un jab mis archivos más recónditos. Todavía estoy reordenando las carpetas revueltas. Hubiera querido hablar del trabajo de Amada, pero ya José Antonio Parra lo dijo todo en una presentación breve y admirable. Comparto las primeras líneas:

Para Amada Granado, hacer visible lo invisible consiste en abrir los ojos del espectador al mundo de los opuestos y dualidades. Su trabajo Guaire está profundamente imbricado en el ánima de una ciudad que se despedaza y muestra su podredumbre frente al ciudadano desenfadado y, más allá, de ello cubierto por una fuerte estética kitsch que, no obstante se ve trastocada o desplazada hacia un neo surrealismo donde el profeta salta impregnado de la inmundicia.

Gracias a José Antonio puedo pasar a mis recuerdos y premoniciones.

Hace sesenta años sonó el teléfono. Yo estaba solo en la casa. Atendí y una voz tan infantil como la mía me anunció:

—Este es un concurso. ¿Cómo se llama el río que pasa por Caracas?”

[Artículo completo]


>ARTE, POLÍTICA Y EVIDENCIA
Por Erik Del Bufalo
Colección Patricia Phelps de Cisneros
Mayo, 2018.

“(...)la imagen es más una evidencia que una representación, y para ser la segunda primero debe llegar a ser la primera. Así, la política del arte (o en el arte) no está en su capacidad de representar sino de evidenciar. La evidencia, lo manifestado por un hecho plástico tiene su propia intencionalidad. La fotógrafa Amada Granado, en su serie Penitenciario (2013), nos revela la “piscina” de la prisión de San Antonio en la Isla de Margarita en Venezuela, pero sin mostrarnos lo que esperaríamos ver de una prisión; al contrario, nos hace concéntranos sobre la imagen de los niños, hijos y parientes de los presos que en ella disfrutan, desprevenidos de estar en un centro de reclusión, donde imperan las mafias y el Estado está completamente ausente. Esta evidencia del registro visual no solo descoloca a la representación (cultural) que tenemos de una prisión venezolana, sino que logra suspender la representación en favor de una evidencia que solo puede apreciarse desde otra política, la política de la obra misma.”

[Artículo completo]


>CLAP! Un paisaje idiosincrático de la complejidad y contradicción latinoamericana (II)
Por Manuel Vásquez-Ortega
Tráfico Visual
Diciembre, 2017.

"Para Barthes (1989) “toda fotografía es contigente”, es decir que puede o no suceder. Contrariamente, la corrupción no comparte dicha condición casual: simplemente sucede, muchas veces frente a nosotros mismos para presentarse como un evento tan extraordinario que es tomado por falso. ¿Qué existe y qué no? Las dudas de la hiperrealidad surgen nuevamente en Penitenciario (2012), el trabajo de Amada Granado en el que penetra –contingentemente- en una realidad convertida en leyenda como lo es la vida dentro de los recintos penales de Venezuela. Ya adentro, Granado se integra al debate en el que -según Fontcuberta (1997)- se centra la historia de la fotografía: la voluntad de acercarnos a lo real y las dificultades para hacerlo.

Pero las dificultades enfrentadas por su autora son otras muy diferentes a las referidas por Fontcuberta: Investigar. Disfrazarse. Acceder. Preguntar. Hablar. Arrepentirse. Volver. Arrepentirse. Volver. Acceder. Preguntar. Hablar… Si bien estas acciones realizadas por Amada (narradas en su Relato Penitenciario) no fueron documentadas en fotografías, forman parte intrínseca en las imágenes que estas guardan, pues desprovistas de ellas, la serie se presentaría sólo como retratos de un día vacacional cualquiera en una piscina desconocida. Sin embargo sabemos no es así, pues las tomas de Granado muestran una realidad tan humana como existente de la manera más objetiva posible, en la que los significados críticos y su implicación con la complicada actualidad nacional vienen acompañados por adición inevitable."

[Artículo completo]


>Venezuela in Chaos: Amada Granado - Penitenciario. 
Noorderlicht Photogallery
Penitenciario´s text by Edmundo Bracho
September, 2017.

"The Margarita Island Correctional Centre is a prison that, like many in Venezuela, is essentially controlled and run by a core of imprisoned men with criminal records. After four months of intense negotiations and perseverance, Granado was able to be allowed inside the Center -almost on a daily basis and as a participant observer- to document life inside it and the nuances of a habitat which entails idiosyncratic hierarchies and relative freedoms "between bars". This, Granado recorded employing her own 'memory card' in a compact camera owned -and lent to her- by one the prisoners. Her work portrays a complex and hybrid reality that challenges traditional notions of surveillance, control, punishment, leisure and collective organisation."

[Artículo completo]


>Ciudad fragmentada: imaginarios y termores
Por Manuel Vásquez-Ortega 

"(...) Pero en Venezuela se envilecen los objetivos esenciales del proyecto, dando pie a un sinfín de violaciones a la ley que sirvieron de motivo para Amada Granado en su serie de fotografía (¿documental, poética, extrema?) Penitenciario (2012), que (imaginaríamos apresuradamente por su título) busca representar las sensaciones de desesperanza y encerramiento que sufren los encarcelados. Contrario a ello, Granado nos muestra una realidad paralela a todo lo que se piensa sobre el mundo carcelario, “un espacio, en definitiva, que no debería existir y que, de hecho, sólo existe en un plano ilegal”. Declara la artista: “Después de varios meses de intentarlo, en abril del 2012, pude compartir y tomar sol con los presos y sus hijos en la piscina del Centro Penitenciario en la Isla de Margarita. Y finalmente entender que somos presos en la ciudad y los presos son vacacionistas”. 

[Artículo completo]


>Compendio de mareas o el preludio de las catástrofes
Por Félix Suazo
Tráfico Visual
Abril, 2016.

"(...) Un escenario similar enmarca la serie fotográfica Guaire (2008-2009) de Amada Granado (Bucharest, Rumania, 1977), quien aprovecha ese entorno como balneario para un sector social ávido de opciones recreativas. Indiferentes a la debacle urbana, los insólitos vacacionistas exhiben sus cuerpos y toman el sol en las orillas de este fétido paraíso. Entre tanto, en otra serie de trabajos de Granado titulada Penitenciario (2012), los reos y sus familiares “disfrutan” su cautiverio en una piscina de aguas fulgurantes en un establecimiento penal de la isla de Margarita. El contraste simbólico de ambas situaciones es elocuente: libres o en prisión, el agua acompaña deseos de plenitud en un lugar que siempre está en otra parte."

[Artículo completo] 


>Fotogalería // Penitenciario: las imágenes de Amada Granado
Prodavinci
Febrero, 2016.

"De acuerdo con LAT Photo Magazine, la serie fotográfica “Penitenciario” de Amada Granado que presentamos a continuación se coloca “desde un lugar inseparable de las problemáticas sociales, […] pone de manifiesta de una forma casi lúdica pero muy aguda, los usos paradójicos de diferentes tipos de espacios que se tuercen según las tergiversaciones de sistemas para-oficiales de poder en Venezuela”. Según opina Erik del Búfalo, este trabajo es el reverso de Guaire (2009) donde buscó “'bañarse’ en el agua sucia de la ciudad libre, ahora lo hace en el agua limpia de una prisión inmunda”.

[Artículo completo]


>La histortia detrás de las fotos de Amada Granado en el Penitenciario de San Antonio
Prodavinci
Febrero, 2016.

[Artículo completo]


>Amada y el Conejo
Por Elías Pino Iturrieta
El Nacional
Febrero, 2016.

"Han circulado informaciones inexactas sobre el paso de Amada Granado por la cárcel de San Antonio, que conviene aclarar antes de que la película corra más de la cuenta. Especialmente porque aquí dijimos que se trataba de una periodista rumana y, más tarde, que era una conocida fotoperiodista. No faltó quien la anunciara como una hermosa modelo que posaba en bikini en la insólita piscina para reclusos de Margarita, como si fuera parte del clan que se solaza en una prisión convertida en amigable club. Ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario."

[Artículo completo]


>Relato Penitenciario.
Por Amada Granado
Backroom Caracas
Abril, 2014.

"Me puse una falda hasta los tobillos y me recogí el cabello. Me encontré con Juan y su esposa en la entrada del Penitenciario. Me propuse ser invisible pero no funcionó, los nervios no me dejaron. Mi primera impresión fue la de estar en medio de un pequeño infierno contenido: los malandros más poderosos armados, ni un solo guardia adentro, todos apostados afuera para controlar a quienes entran y salen del penal. Mesas de pool, altares, piscinas, una gallera, chivos, palmeras, armas, drogas, niños y carpas de familiares por ser época de navidad. Muchos detenidos y familiares desesperados porque Juan les echara una bendición. Entretanto, me acerqué a la zona del Conejo, el gran Pran de la cárcel, y uno de su séquito me preguntó por qué iba vestida así… (y es que claro, no puedo aparentar algo que no soy, menos en ese mundo). Me dijeron que pasara al rato, Conejo aún dormía. No aguanté. Ni los nervios ni el hambre me lo permitieron. Por un momento pensé que me iba a desmayar. Y es que ese olor, además. Me disculpé con Juan y su esposa. Me fui a mi casa."

[Artículo completo]


>Panorámica. Arte Emergente en Venezuela 2000/2012
Libro publicado por Fundación Telefónica Venezuela.
Investigación, curaduría y textos: Félix Suazo.


>La escena divergente. Arte y contexto en Venezuela
Por Félix Suazo
Colección Patricia Phelps de Cisneros
Mayo, 2014.

"Entre tanto, la persecución y castigo del delito tropieza con la crisis de las instituciones penitenciarias, registrándose en algunos casos la pérdida del control de dichos establecimientos por parte de las autoridades. Esta última situación sirve de basamento a la exposición Penitenciario (El Anexo/Arte Contemporáneo, 2013) de Amada Granado, quien registra escenas de un balneario construído por los presos dentro de un correccional en la Isla de Margarita, donde niños y adultos parecieran encontrar un lugar paradisíaco con matas de mango, sol y agua. Toda esa maravilla se debe al poder y la iniciativa de El Conejo, un convicto que ostenta el más alto rango en la jerarquía penitenciaria y con el cual la artista debió negociar el permiso para realizar estas tomas fotográficas. Aquí no hay rejas, ni guardias ni tampoco ningún indicio de violencia, mostrando una fachada pintoresca y apacible tras la cual se impone el dominio de los reos sobre el personal que debía garantizar el estricto cumplimiento del régimen carcelario."

[Artículo completo]


>2.0/2 Visión de Mundo
Por María Luz Cárdenas
Catálogo FIA 2013. XXII Feria Iberoamericana de Arte.

"Visión Social
Está determinada por el rango de procesos sociales y económicos que acompañan la definición de las imágenes: los conflictos de clase, las luchas por la supervivencia, las relaciones y ritos del hombre en la sociedad. Amada Granado (Bucarest, 1977) se ha revelado en corto tiempo como una creadora capaz de construir un penetrante pensamiento visual de lo social. Sus obras revelan un nuevo y atractivo discurso para la comprensión de los parámetros sociales de la realidad venezolana. Mezcla la ironía con el aplastante desmantelamiento de las estructuras en nuestro país, en una imagen que burla y genera conciencia, que retumba en atmósferas, lúdicas bajo las cuales se asoma fieramente la tragedia y los problemas que nos acosan. La serie Guaire descontruye la mitoligía del progreso social en una ciudad donde el aparente bienestar social emerge de las aguas negras. En un momento en el cual el gobierno había prometido vanamente convertir al contaminado y sucio río Guaire en un paraíso turístico de aguas limpias, navegables y diáfanas, Amada sintetiza, en una imagen y con cáustica mirada, la palabra no cumplida y las desgarradoras contradicciones de los habitantes en medio de un sistema inútil."


>Andrés Duque por Amada Granado
Complot Magazine
Septiembre, 2013.

"(...) Lo más significativo es justamente cómo Andrés se relaciona con su trabajo, por intuiciones, pálpitos, por esas constantes conexiones que lo deslumbran y lo guían de manera espontánea. Pero esa espontaneidad no es un azar, sino el reflejo de la más pura comprensión de la imagen en movimiento, de su lógica, de su belleza, de su ética. Su trabajo es de una frescura, una autenticidad y una honestidad, que escasea cada vez más en el cine de nuestros días. Es un cine sin guión porque sabe seguir fielmente los pasos silenciosos de la imagen misma. Ver su trabajo es quizás también ver el futuro del cine."

[Artículo completo]


>LAT Photo Magazine
Penitenciario en la edición “Espacio”
Editora invitada: Lisa Blackmore 
Julio, 2013.

"Desde un lugar inseparable de las problemáticas sociales, Penitenciario (2012), una serie conceptual de Amada Granado (Bucarest, 1977), pone de manifiesto de una forma casi lúdica pero muy aguda, los usos paradójicos de diferentes tipos de espacios que se tuercen según las tergiversaciones de sistemas para-oficiales de poder en Venezuela. Bajo el papel performático de una “turista”, Granado negoció acceso al Centro Penitenciario en la Isla de Margarita donde gracias al permiso, no de las guardias o del máximo oficial del penal, sino del “pran” –el preso-capo de la mafia de internados quien control quién entra y cómo se vive. Ya adentro, la fotógrafa pudo estar los pocos, pero suficientes, minutos para registrar –con la cámara prestada del preso que funge de fotógrafo-cronista-retratista del penal– la “libertad (que) se manifiesta a través del chapoteo” de los niños que visitan los presos que ella perfila como “vacacionistas”.

[Artículo completo]


>Amada Granado / Penitenciario
Por Félix Suazo
Galería El Anexo / Arte Contemporáneo

"Los nadadores de “Penitenciario” son tritones despreocupados, descendientes de una estirpe en cautiverio; practicantes instantáneos de una plenitud momentánea, enajenados de la causalidad que los retiene allí en aquella plenitud quimérica. Como los bañistas pintados de Hockney, están desconectados de alguna finalidad, aferrados a ese permanente “ahora” que es la foto. Granado pasa del registro aparentemente neutral a la alegoría, especialmente en la imagen donde la artista se exhibe con un traje de baño y un loro al borde de la piscina, cual diva del trópico."

[Artículo completo]


>Penitenciario de Amada Granado y la fotografía como metaturismo
Por Erik Del Bufalo
Tráfico Visual
Mayo, 2013.

"Es indudable que Penitenciario es la consecuencia lógica de su trabajo anterior, Guaire (2009), su reverso: si primero buscó “bañarse” en el agua sucia de la ciudad libre, ahora lo hace en el agua limpia de la prisión inmunda. Pero, en un sentido quizá más profundo Penitenciario no es la continuación de un proyecto personal, sino la despersonificación absoluta del proyecto en aras de encontrar una subjetividad difusa, para ello ha puesto en juego a su propio cuerpo y en peligro la propia vida. La piscina de esa cárcel de Margarita está para el uso clandestino de gente que ha perdido el nombre y sólo tienen alias y penas que purgar. Ciertamente, Amada Granado aparece allí en la foto, pero no como persona, no como autora sino como la figura de un “turista” circunstancial, como un actor sin autoría, ataviada en un espacio que no le corresponde, en un espacio, en definitiva, que no debería existir y que, de hecho, sólo existe en un plano furtivo e ilegal. Su imagen concurre como el resto visual de una persona que sólo marca la huella de lo impersonal. Sólo en ese proceso de una subjetividad transpersonal ocurre el sobrevuelo de la imagen que hace del fotógrafo un turista donde el tour ya no existe, donde el crimen ya no está claro, donde el destino ha quedado encerrado, donde un ojo desclasado ya no quiere clasificar formas, donde la obra fotográfica ya no compite vorazmente por un pedacito del mundo, sino que se añade a aquél como una quimera felizmente realizada que da sentido a la nada encarcelada en la imagen fotográfica."

[Artículo completo]


>Flotar Tras las rejas
Por Juan Antonio González
El Universal 
Mayo, 2013.

"La fotógrafa se infiltra en una cárcel donde conviven dos realidades paralelas.

Así, sus imágenes giran en torno a una piscina donde la libertad adquiere una cualidad placer momentáneo, líquida y escurridiza. Efímera y contradictoria a la vez. Lo que queda claro de Penitenciario es que no es un análisis de pretensiones sociológicas, sino una aproximación deslumbrada, desprovista de juicios morales y ciertamente honesta, de una microsociedad en la que, rejas adentro, también se sobrevive, quizá de manera más placentera que rejas afuera."


>Contradicciones de un encierro hostil. Amada Granado ofrece su visión de las cárceles con Penitenciario
TalCual.

"Mujeres y hombres, lentes de sol, sombreros, trajes de baño. Cuerpos que posan plácidos junto a un río que ha debido soportar demasadas promesas de saneamiento. Amada Granadoi hizo del Guaire su estudio fotográfico para hablar con sarcasmo sobre la sociedad. Esta muestra fue presentada en 2009 en las galerías Tiendaderecha (Barcelona, Espana) y en Estudio 68 (Caracas, Venezuela). La artista caraqueña se encuentra una vez más en las salas expositivas con otro de los grandes olvidados del poder: las cárceles."

[Artículo completo]


>Affair: cuerpo y ciudad en la fotografía venezolana
Por Félix Suazo.
Ponencia presentada en “Cuerpo. Eros y políticas”. Encuentro de críticos e investigadores Trasatlántica PHE 2012. Foro de fotografía y artes visuales para Iberoamérica realizado en Miami-Florida.
Diciembre, 2012.

"El cuerpo enlazado a la ciudad también reaparece en la serie “Guaire” (2009) de Amada Granado (Bucarest, Rumanía, 1977), quien confronta la ineficacia de los servicios urbanos en Caracas con las fantasías de confort social. De manera que la gente acaba tomando el sol en las riberas contaminadas del rio Guaire: unos cómodamente recostados en sillas playeras, otros paseando con ademán satisfecho por la arena insalubre, acaso disfrutando adelantadamente una promesa presidencial incumplida . Sombreros, trajes de baño, lentes de sol, es todo lo que requieren los personajes para mantenerse indiferentes, con una sensualidad insípida, frente a la corriente de desechos que pasa frente a ellos."

[Artículo completo]


>El virtuosismo de lo anómalo contra la representación normativa. En torno a la obra Guaire de Amada Granando
Por Erik del Bufalo
Simposio Internacional “Anormales/Originales de la literatura y el arte latinoamericanos”
Caracas, Venezuela.
Febrero, 2012.

"Las artes visuales y, especialmente, la fotografía tienen la virtud de subsumir la representación en la imagen y por ello lograr descolocar a la primera en su pretensión de realidad. La fotógrafa venezolana Amada Granado ha dado en el clavo al proponer la normalidad como un acontecimiento extraordinario. La normalidad, ese concepto oscilante entre las costumbres sociales y los cánones cognitivos, solo puede expresarse como representación. Toda representación es norma. No hay representación anormal; es, más bien, la representación de lo anormal la que es en sí misma normal y normante. Siguiendo la tesis de Heidegger, la cual señala que toda la modernidad se basa en la autonomía de la representación con respecto al Ser, es dado suponer que arte y revolución comparten como fin la suspensión de la pretensión de verdad inherente a la representación. Este virtuosismo de lo anormal —de la virtualidad de lo real y no de la simple posibilidad de lo simbólico— reflejado en la obra de Granado, y esencia del arte contemporáneo y de los movimientos sociales y “los estilos de vida”, dan el quid de estas líneas."

[Artículo completo]


>Un picnic en el Guaire
Por Marc Caellas
Septiembre, 2009.

"Amada pone en imágenes los sueños para su ciudad, su ideal de felicidad para una tarde después del trabajo: un picnic en el Guaire. Un lugar a donde llevar a sus amigos, ya sean de Rumania, de Dinamarca o del barrio de Gràcia. Un espacio para disfrutar de los cielos caraqueños a esa hora en la que el sol se esconde entre las cumbres. Amada ha encontrado en la fotografia la mejor manera de compartir buenos momentos. Sus territorios de ficción quizás no sean turísticos pero son verdaderos porque, como decía Machado, la verdad también se inventa. Los afectos, las afinidades electivas, las utopías compartidas son las que estimulan este proyecto fotográfico que apenas inicia su recorrido. No harán falta fotografías de agencia para ilustrarlo."

[Artículo completo]


>Complot Magazine
Edición # 80.  Abril, 2009.

"En el imaginario colectivo del caraqueño siempre habitó la fantasía de convertir el Guaire en un lugar navegable. De contar con el río como balneario. La primera muestra individual de la fotógrafa venezolana Amada Granado es fruto de las cavilaciones que tuvo en Copenhague durante mucho tiempo. Los recorridos citadinos que realizó en el 2007 durante una breve visita al país, inspiraron este trabajo que plantea una visión apocalíptica de una de las mayores utopías de la ciudad."


>Guaire: La dualidad y la alquimía de Amada Granado
Por José Antonio Parra
Abril, 2009.

"Guaire, una experiencia límite, territorio de Amada Granado, generadora de un discurso novedoso que atrapa al habitante caraqueño y lo sumerge en el juego alquímico de la artista para retornarlo inmaculado, visionario, intenso, lejano."

[Artículo completo]


>La individual del lunes: Amada Granado. Guaire
Por Juan Antonio González
El Nacional
Marzo, 2009.

"En apenas 8 magníficas imágenes, compuestas con un alto sentido cinematográfico y de las que La Individual del Lunes nos recuerda que en la ribera del río que recorre 72 kilómetros de una Caracas tan degradada como sus aguas existe una ciénaga como la retratada por la argentina Lucrecia Martel. Un lodazal en el que habitan criaturas como la señora con várices en las piernas que lee feliz en su tumbona los consejos de belleza de una revista de banalidades, o como el macho con bigotico a los Rodolfo Valentino que esculpe su cuerpo sobre pedestal de desechos.
Guaire, ensayo fotográfico que hasta el 12 de abril expondrá Granado en la galería Estudio 68, que está ubicada en el centro comercial Las Colinas de la urbanización Los Samanes, obliga a meterse más allá de las orillas de los nauseabundo. A pesar en sus imágenes un poco de reflexión, pero no desde la severidad del discurso sociológico, sino desde la contundencia del humor y la ironía, mucho más fácil de salpicarnos, de ensuciarnos."

[Artículo completo]


Conferencias

>Arte y política: la lucha estética del mundo
Por Erik Del Bufalo en la séptima edición del Seminario Fundación Cisneros
Marzo, 2018.

[Video]


>Presentación de Penitenciario, de Amada Granado y Paisaje Vertical, de Ricardo Jiménez Penitenciario presentado por Erik del Búfalo
Librería Lugar Común. Caracas, Venezuela. Noviembre, 2016.

[Video]


>Aesthetics of restraint: the imagination of an anclosed society in Bolivarian Venezuela
Por Erik Del Bufalo, en el encuentro: "The Aesthetics of Politics and the Politics of Aesthetics in Contemporary Venezuela”
Centre of Latin American Studies.
University of Cambridge, Inglaterra.
Septiembre, 2014.

[Video]